Feng Shui: el baño, espacio de purificación



El baño está directamente relacionado con el elemento agua, con la purificación y el desprendimiento. El agua se asocia también al dinero, por lo que el baño guarda relación con los asuntos económicos, especialmente si está situado en el área de la riqueza (según el mapa bagua de la escuela occidental) o en el Norte (según la escuela tradicional de la brújula).

Qué evitar

Todo agua que se escurre por los desagües implica riqueza que se va, por lo que un escape de agua es algo a lo que atender con rapidez; recuerda además que algo que no funciona tiende a obstaculizar la energía, doble razón para ocuparse de los arreglos con la mayor diligencia.

Hay que evitar también dejar la tapadera del inodoro subida y los grifos abiertos por el mismo motivo. A veces es útil incluso dejar el lavabo con su tapón puesto cuando no lo estamos usando, para evitar que las energías se pierdan.

Ya que esta pieza es un importante foco de pérdidas de energía, su posición puede afectar profundamente las energías de toda la casa, por ejemplo en el desafortunado caso de encontrarse en el centro de la vivienda, justo frente a la entrada principal o sobre ella, o enfrentando la puerta de la cocina. Aunque retadoras, estas influencias negativas siempre se pueden contrarestar.

Curas Feng Shui

Al estar relacionado con el elemento agua, los espejos son más que bienvenidos en el baño, así como los tonos azules, el negro y las formas onduladas. Pero ten siempre en cuenta el área bagua donde está situado tu baño, pues podrías perjudicar algunos aspectos de tu vida avivando en exceso el agua en el baño, por mucho que esta pieza rija ese elemento si es que el área pertenece, por ejemplo, al fuego.

Lo que siempre será aplicable y de hecho bienvenido en el baño es una buena ventilación, buena iluminación y mantener el espacio bien cuidado, limpio y libre de amontonamientos, que estancarían la energía. Usa ambientadores frescos, objetos sutiles para decorar y notas de color que den alegría a la pieza, sobre tonos predominantes más suaves y relajantes.

Consejos

El baño debe ser un lugar de purificación, de relajación y bienestar, solo tú puedes percibir si la energía que desprende tu baño es o no la adecuada, y recuerda que cada habitación, incluida ésta, se puede convertir en un lugar de bienestar si las energías circulan adecuadamente.