Simbología y espiritualidad


Los símbolos se encuentran en todas partes, muchas veces los distinguimos entre la amalgama de imágenes a nuestro alrededor pero otras veces no nos percatamos siquiera de que están ahí, hablándonos desde su misteriosa forma llena de sentido y de un significado que a veces ignoramos. ¿Qué quieren decirnos?, ¿cuál es su origen?, ¿cómo han evolucionado a lo largo del tiempo? Veamos algunos de los más conocidos dentro del ámbito de la espiritualidad.

Hamsa


Hamsa es una palabra en hebreo que significa "cinco" y que representa un amuleto con forma de mano (cinco dedos) y un ojo en el centro de la palma. También se lo conoce como La Mano de Fátima (por la hija del profeta Mahoma). Este símbolo ha sido utilizado por distintas sociedades a lo largo de la Historia, es muy popular y muchas religiones lo han usado de su propia manera, como es el caso del Cristianismo , el Islam, el Budismo y el Hinduismo.
El propósito de usar este símbolo es lograr protección ante las energías negativas y contra el "mal de ojo", que puede provocar enfermedad, mala suerte e incluso la muerte. Trae buena suerte y dota de las virtudes de paciencia, fidelidad y fertilidad, además de su poder de protección, especialmente a las embarazadas.

La flor de la vida


Este símbolo podría considerarse el rey de la geometría sagrada; la Flor de la Vida es posiblemente el símbolo más antiguo de la lista, usado desde el tiempo de los sumerios (considerada la primera civilización del mundo). Compuesto por siete círculos solapados, la figura dibuja un patrón con forma de flor de estructura hexagonal. Se dice que contiene en sí mismo todos los patrones de la creación. Los egipcios, romanos, cristianos celtas e incluso Leonardo da Vinci creyeron que había algo realmente especial en este símbolo.

Yin Yang


Usado frecuentemente en las enseñanzas chinas, este símbolo representa la armonía del universo. Toda dualidad (claridad-oscuridad, femenino-masculino, etc) necesita equilibrio. Se dice que el balance entre dos fuerzas opuestas es lo que más armonía trae a la vida. Para saber más sobre la teoría del Yin y el Yang puedes leer este artículo en la sección de energías:

Equilibrio de energías
Una introducción a la Teoría del Yin y el Yang.




Pentagrama




A menudo malinterpretado y tachado de "satánico", este símbolo representa las cualidades del ser humano. El vértice superior muestra al espíritu, representa lo etéreo, lo eterno, la Diosa, mientras que las otras puntas simbolizan los cuatro elementos y la experiencia humana en el mundo de lo físico. La punta superior izquierda representa el Aire, elemento que simboliza la mente, el pensamiento, la inteligencia y el razonamiento. La punta superior derecha representa el Agua, elemento asociado al ciclo de la vida, a las emociones y los sentimientos. La punta inferior izquierda representa la Tierra, elemento que simboliza a la Madre e indica crecimiento, seguridad y sustento, así como nuestra capacidad para tener los "pies en la tierra". Por último, la punta inferior derecha representa al elemento Fuego, relacionado con la pasión, la acción y el ímpetu que desafía a la razón. El símbolo del pentagrama también se ha interpretado como representación del ser humano integral, el hombre como medida de todas las cosas. De cualquier forma los seguidores de la Wicca usan profusamente este símbolo en las ceremonias sagradas para recordar la naturaleza de la humanidad.

La Rueda del Dharma




También conocida como la Rueda de la Ley o la Rueda de la Doctrina, esta forma chakral es un antiquísimo símbolo budista de las eneñanzas del camino hacia el Nirvana, tambien usado en el hinduismo y jainismo. Cada radio de la rueda representa un paso en el camino de Buda, mientras que el centro simboliza la disciplina necesaria para la meditación y el aro que une los radios representa la conciencia que sostiene todo el conjunto. Este símbolo, no obstante, es más antiguo que el propio Budismo, remontándose al año 2500 a.C.

Estrella de David



Hoy día es casi imposible no haber visto este símbolo en algún lugar. La mayoría de la gente cree que simboliza el escudo que el Rey David usó en la batalla, sin embargo existe otra teoría según la cual esta estrella vendría a representar las seis direcciones del espacio: arriba, abajo, este, oeste, norte, sur y, más importante, centro (en el sentido del centro espiritual de la humanidad). Existen muchas otras interepretaciones del significado de este símbolo, algunas de las cuales apuntan en la dirección de la geometría sagrada.

Om



El Om es la madre de todos los mantras y el sonido primordial por el que el universo fue creado. Usado en el hinduismo desde su creación, el Om se podría considerar el símbolo primario de esta religión y simboliza la unidad con lo supremo, la combinación entre lo físico y lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del que emergen todos los demás sonidos. Se dice que la meditación profunda saca el Om a la superficie de forma natural, envolviendo a la persona que medita en un resplandor universal.

Nazar



También llamado Ojo Turco, su nombre original "Nazar" proviene del turco nazar boncuğu, que significa ‘abalorio del mal de ojo’. Este símbolo conforma un talismán o amuleto con forma de gota plana donde se encuentra la figura de un ojo. Es muy común en Turquía y Grecia (también se lo conoce como Ojo Griego) y su uso se remonta a los tiempos del antiguo Egipto y Babilonia. Se le atribuyen fuerzas protectoras y guarda contra el mal de ojo y todo tipo de energías negativas. Los colores usados en el Nazar son predominantemente el azul oscuro (simboliza el agua), el azul claro (simboliza el cielo) y el blanco (se asocia a la luz, la perfección y lo puro).

El Ojo de Horus



El Ojo de Horus fue frecuentemente utilizado en el pasado como amuleto para ofrecer seguridad, salud y sabiduría al que lo portaba. Es un símbolo solar que encarna el orden, lo imperturbado, el estado perfecto. Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos. Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. La historia cuenta que el dios Horus (deidad del sol y de la luna) perdió su ojo izquierdo luchando contra Seth para vengar la muerte de su padre Osiris, pero el dios Thoth lo sustituyó por el Udyat, un ojo especial con cualidades mágicas.

La Flor del Loto


Usado en varias religiones oritentales, el loto es ampliamente considerado una representación de la iluminación. En el simbolismo budista, el significado más importante de la flor de loto es la pureza del cuerpo y del alma; el agua lodosa que acoge a la planta está asociada con el apego y los deseos carnales, y la flor inmaculada que florece en el agua en busca de la luz es la promesa de pureza y elevación espiritual. Este símbolo se asocia a la figura de Buda y sus enseñanzas, por lo que el loto es considerado una flor sagrada para los pueblos de Oriente. Cuenta la leyenda que cuando el niño Buda dio los primeros pasos, en todos los lugares que pisó florecieron flores de loto.