Los arquetipos personales


La vida se nos presenta, en su complejidad, llena de circunstancias de distinto color a las que nos tenemos que enfrentar diariamente, desde la situación más simple hasta la más retadora, dura o complicada, lidiamos con ellas de múltiples formas. Para ello nuestro yo utiliza distintas facetas que se adaptan a la situación, son como máscaras que usamos dependiendo de lo que en ese momento se requiera. Carl Jung las llamó "persona" (haciendo alusión a la máscara de los actores del teatro griego) y las clasificó en una serie de tipos psicológicos; partiendo de estos tipos obtenemos lo que se ha llamado "arquetipos personales". 

Conocer en qué medida utilizamos estos arquetipos, saber qué ''persona" predomina más en nosotros, es una herramienta útil para el autoconocimiento. ¿Tendemos a ser "el cuidador", a menudo preocupados por el bienestar de los demás?, ¿nos comportamos como "el dirigente", siempre pendientes de que se cumplan las normas?, ¿quizá somos más "el creador", una caja rebosante de ideas y proyectos?, ¿o tal vez "el huérfano", "el mago" o "el loco"? Una mayor conciencia de nuestro propio comportamiento es siempre útil de cara a nuestra evolución personal, ser conscientes de qué máscaras usamos más frecuentemente nos permitirá usarlas de forma responsable en lugar de dejar que sean ellas quienes nos usen a nosotros.

El desconocimiento de esos yoes que forman parte de nosotros (pero no "son" nosotros) puede provocar que nos identifiquemos con ellos, que acabemos convirtiéndonos en nuestra propia máscara, perdiéndose nuestra auténtica personalidad entre todas esas voces internas. El aprender a distinguir esas voces de quienes somos realmente forma parte de nuestra evolución, aspiramos a ser más auténticos, a conocernos cada vez mejor, a encontrar nuestra voz verdadera. Sin embargo esa búsqueda no concluye en la desaparición de nuestras máscaras sino en su conocimiento e integración consciente; tan peligroso es diluirnos entre el ruido de nuestros yoes interiores como rechazar las máscaras que nos permiten lidiar con las situaciones del mundo externo. En el momento en que damos primacía absoluta a nuestro yo predominante corremos el riesgo de caer en el hedonismo y la falta de interés en los demás, perdemos la capacidad de empatizar y de movernos con normalidad en los entornos sociales.

A continuación te presento un questionario que puedes descargar para descubrir qué arquetipos personales predominan en ti, qué máscaras usas con mayor frecuencia. El test está basado en el artículo "Los arquetipos del Ego" del blog de David Topí. Contesta con honestidad (de lo contrario solo te estarías engañando a ti mismo, recuerda que es para ti, nadie está evaluando tus respuestas) de la forma más espontánea e intuitiva posible y sin saltar preguntas.


Una vez completo el questionario, anota las correspondencias en la siguiente tabla, suma los valores de cada grupo y descubrirás cuáles son los arquetipos mas fuertes en ti y cuáles reprimes o ignoras.


A continuación tienes una descripción de los arquetipos que te puede ayudar a conocer mejor tus propios mecanismos de acción. Descarga el archivo en PDF o haz clic en las imágenes para leer cada correspondencia.



Arquetipos personales

EL INOCENTE
EL HUÉRFANO
EL GUERRERO
EL CUIDADOR
EL BUSCADOR
EL DESTRUCTOR
EL AMANTE
EL CREADOR
EL DIRIGENTE
EL MAGO
EL SABIO
EL LOCO