Feng Shui para alinearte con las energías navideñas


Pronunciar la palabra "Navidad" para muchos hoy día es invocar al consumismo, al estrés de las compras de última hora, los desplazamientos multitudinarios y la saturación de las calles con luces, personajes y adornos navideños.

Sin embargo el espíritu de la Navidad está en realidad imbuido de paz y recogimiento, de calidez y armonía; las energías naturales que traen consigo estas fechas son suaves y reconfortantes, llenas de calma y de quietud. De nosotros depende alinearnos con esas energías ahora que tenemos la oportunidad de disfrutarlas o convertirlas en una excusa más para mantener el estrés y el desequilibrio de un día a día que transcurre al margen de los ritmos naturales de la vida.


El origen

Antiguamente ya se celebraba en estas fechas el solsticio de invierno, el momento más frío y la noche más larga del año, reconociéndolo como un momento de recogimiento e introspección, de espera y esperanza; llegado el momento más oscuro se esperaba la lenta recuperación de la luz. Para ello se adornaban los árboles con luces que simbolizaban la llegada de esa luz.

Alinearse con las energías navideñas

Para aprovechar las energías de estas fechas y convertir nuestro hogar en un espacio de paz y de interacción armoniosa con familia y amigos, de acogimiento y celebración, podemos aplicar diversas estrategias según las enseñanzas del Feng Shui.

El color

En el frío invierno el elemento fuego es el que nos trae su energía cálida y acogedora; para decorar nuestro hogar de cara a la Navidad podemos usar las formas y colores relacionados con este elemento: rojos y dorados, también púrpura y rosa fuerte, estrellas, velas y luces, una chimenea encendida... Pero ojo, si usamos demasiado fuego correremos el peligro de saturar el ambiente e inflamar las emociones en exceso, además terminadas estas fechas tendríamos una energía muy baja y acabaríamos agotados, como ocurre muchas veces tras las celebraciones de Navidad y Fin de Año.

Para compensar el exceso de fuego (especialmente si deseamos una Navidad tranquila en lugar de chispeante y festiva) podemos estimular los elementos agua y metal. Es conveniente usar colores como el azul, blanco y plateado, así como formas onduladas y redondas (las típicas bolas de Navidad en plata o azul son ideales para este propósito). El ambiente se debe equilibrar con la presencia del resto de los elementos.

El árbol

El abeto navideño ya de por sí representa la madera, y su ubicación más adecuada por tanto será el Este o la zona de la Salud y la Familia, el Sureste o zona de la abundancia, o el Sur o zona de la fama. Procura usar adornos de formas y colores que vayan bien con el elemento del área donde coloques el árbol (por ejemplo, usa bolas azules si está en el Norte o adornos rojos si está en el Sur, etc)

Velas

Las velas son ideales para purificar la energía y avivar el espíritu de estas fiestas. Es preferible utilizar velas naturales y dejar que desplieguen su encanto acogedor por todo tu hogar. Puedes usarlas con profusión en las zonas Sur, Suroeste, Noreste y Centro de la casa, pero limita (no evita) su uso en el Oeste, Noroeste, Este, Sureste y Norte. Van muy bien en el dormitorio, el baño y la mesa de la cena navideña, así como repartidas por todo el salón.




Fragancias

El aire que respiramos y los olores que capta nuestro olfato afectan nuestro ánimo más de lo que a veces somos capaces de percibir. En estas fechas usa aceites naturales de cítricos dulces, canela y clavo para atraer energías cálidas y acogedoras al tiempo que purificas los ambientes.


Plantas

Es conveniente tener en el interior de la casa al menos una planta viva, te ayudará a depurar los espacios y calmar las energías. Lo mejor es situarlas en las áreas que soportan más actividad en estas fechas, como la sala de estar o el comedor, donde se reunirá la familia y amigos para celebrar, comer, beber, charlar y reír, y donde por eso hará falta equilibrar el exceso de actividad energética con el fin de mantener la armonía.


Al final se trata de que nosotros mismos y nuestros seres queridos nos sintamos a gusto en el hogar, celebrando estas fechas tan especiales en armonía y en un ambiente acogedor y agradable.