12 mentiras para dejar de decirte a ti mismo



Todos tenemos una voz interior capaz en guiarnos y conducirnos de forma segura hacia la consecución de nuestros objetivos, es la voz de nuestra propia intuición y seguirla nos ayuda a evolucionar. Sin embargo no hay que confundirla con esas otras voces interiores que en la mayoría en los casos provienen del miedo y que nos pueden aportar más daño que beneficio. El miedo es a veces útil, pero no cuando nos inmoviliza y nos impide avanzar o ser nosotros mismos; es entonces cuando hay que hacer caso omiso a esas voces que nos dicen que no podemos, que no vamos a llegar, que no somos o no tenemos suficiente...

Siguiendo un artículo del blog de Marc and Angel - Practical tips for productive living que ya os mencioné en un post anterior, os paso una lista de doce premisas favoritas de esas voces interiores que nos mienten y que es mejor no escuchar. Si queréis podéis leer el artículo o original en inglés aquí. Espero que os sea de ayuda ;-)

Aún no tengo suficiente para ser feliz
En cada equivocación y cada lucha interna hay un mensaje. Algunas personas pierden el mensaje porque están demasiado ocupadas reprendiéndose a sí mismas por su error o dando vueltas al problema. Sentirte molesto por lo que no tienes es siempre una forma de desperdiciar lo que sí tienes. La gente más feliz no es la que más suerte tiene, y normalmente no tienen lo mejor de todo, simplemente hacen lo mejor con lo que llega hasta ellos. La razón de que tanta gente abandone es que tienden a enfocarse en lo que falta, en todo lo que aún les queda por conseguir o en el camino que aún les queda por recorrer, en lugar de centrarse en el presente, en lo que ya han conseguido y en lo lejos que ya han llegado.

Mis sueños son imposibles
No dejes que alguien que ha abandonado sus sueños te induzca a dejar de perseguir los tuyos. Lo mejor que puedes hacer en la vida es seguir a tu corazón. Arriésgate, no hagas solo elecciones fáciles y seguras porque tienes miedo de lo que pueda pasar, si lo haces nunca pasará nada. Si sigues haciendo lo de siempre, seguirás obteniendo lo de siempre. Deja que tus sueños sean más grandes que tus miedos y que tus acciones hablen más fuerte que tus palabras. Haz algo cada día que tu yo futuro te pueda agradecer.

Estoy atado a gente que me perjudica
La vida es demasiado corta. Cuida de ti mismo. Si alguien te perjudica constantemente ten el suficiente autorespeto como para apartarte de esa persona. Puede que te duela durante un tiempo pero todo irá mejor, estarás bien. Muchas veces alejarte no tiene nada que ver con la debilidad sino con la fortaleza. No nos apartamos de alguien para que se dé cuenta de lo que valemos sino porque finalmente hemos reconocido nuestro propio valor.

Mi relación fallida fue una perdida de tiempo
Hay ciertas personas que no están destinadas a encajar en tu vida, pero ninguna relación es una pérdida de tiempo. Si no te ha dado lo que quieres, al menos te ha enseñado lo que NO quieres. Rara vez perdemos a los amigos, en realidad nos vamos dando cuenta de cuáles son los verdaderos. Nunca fuerces a nadie a que te haga un hueco en su vida, porque si realmente saben lo que vales ellos mismos lo harán. Y recuerda, cuando estás bien tus amigos saben quién eres, cuando estás mal sabes quiénes son tus amigos. Lleva algo de tiempo descubrirlo.

Las cosas nunca mejoran
No hay una persona en el mundo capaz de manejar de forma infalible cada golpe que recibe. No es así como funcionamos, de hecho nos enfadamos, nos entristecemos, nos sentimos heridos, tropezamos y caemos. Porque eso es parte de la vida (enfrentar los problemas, aprender, adaptarse y solucionar las cosas con el tiempo) Eso es lo que al final nos va moldeando y convirtiendo en quienes somos. Cuando te sientas atrapado en el aislamiento sin poder encontrar la forma de salir de la oscuridad, recuerda que ese lugar es como una crisálida donde la larva se encierra para transformarse. Solo porque hoy es un día terrible no significa que mañana no pueda ser el mejor de tu vida. Solo tienes que llegar hasta ahí.

El fracaso es algo malo
A veces tienes que cometer mil fallos antes de tener éxito. No importa cuántos errores cometas o cuán lento avances, aun así vas muy por delante de quien ni siquiera lo intenta. No te quedes estancado en un intento fallido o errarás muchas más veces. Todas las ideas que no funcionan son solo las piedras de un camino hacia esa idea que sí funciona. Y recuerda, el fracaso no consiste en caer sino en quedarte abajo cuando puedes volver a levantarte. Vuelve siempre a levantarte, a veces las cosas se derrumban para que algo mejor pueda ocupar su lugar.

Las grandes cosas vendrán a mí sin esfuerzo
Nadie va a venir a salvarte, solo tú puedes salvarte a ti mismo. Nadie te va a dar nada, tienes que salir a por ello. Nadie sabe lo que realmente quieres salvo tú mismo, y nadie lo sentirá tanto como tú si no lo consigues. Nunca dejes la llave de tu felicidad en el bolsillo de otra persona, y no esperes que otro construya el sueño de tu vida por ti. Sé el arquitecto y el guardián de tu felicidad, cuanto más tomes responsabilidad por tu pasado y presente más capaz serás de crear el futuro que buscas.

Mi pasado es 100% indicativo de mi futuro
En algún momento, todos hemos cometido errores, hemos sido abandonados, usados y olvidados, hemos dejado que alguien se aprovechara de nosotros y nos hemos conformado con mucho menos de lo que merecíamos. Pero no deberíamos arrepentirnos ni de un solo momento, porque hemos aprendido de esas malas elecciones, hemos descubierto en quién podemos o no confiar, hemos comprendido el significado de la amistad, hemos aprendido a discernir cuándo alguien nos está mintiendo o es sincero. Hemos aprendido a ser nosotros mismos, a apreciar la gente verdaderamente grande y a aceptar la vida como viene. E incluso cuando hay cosas que nunca conseguiremos recuperar y gente que nunca lo sentirá, ya lo sabemos para la próxima vez.

No necesito conocer a nadie nuevo
Suena duro, pero no puedes mantener a todos los amigos que has ido haciendo, la gente y las prioridades cambian, y tal y como unas amistades van desapareciendo otras nuevas llegan. Aprecia la posibilidad de las nuevas relaciones mientras vas dejando atrás las antiguas que ya no funcionan. Confía en tu propio juicio, acepta nuevas relaciones sabiendo que te adentras en un terreno desconocido. Disponte a aprender, prepárate para un reto, está listo para conocer a alguien que quizá cambie tu vida para siempre.

No puedo vivir sin los que ya no están
Si alguien llega a tu vida y provoca un impacto positivo en ti pero por algún motivo no puede quedarse, no lo lamentes durante demasiado tiempo. Agradece que vuestros caminos se hayan cruzado y que de alguna forma te haya hecho feliz, aunque haya sido por poco tiempo. La vida es cambio, la gente viene y va, algunos vuelven, otros no, y está bien. Solo porque alguien se vaya no significa que tienes que olvidar a todos los demás que siguen estando a tu lado. Sigue apreciando lo que tienes y sonríe al recuerdo.


No estoy preparado porque aún no soy lo suficientemente bueno
Nadie se siente 100% preparado cuando una oportunidad aparece, porque la mayoría de las grandes oportunidades en la vida nos fuerzan a crecer más allá de nuestra zona de confort, lo que significa que al principio nunca estaremos totalmente cómodos. Deja de reprederte por estar aún de camino, eso significa que estás decidido a sanar tu corazón, expandir tu mente y cultivar los dones que sabes que estás llamado a compartir. Solo necesitas empezar.

Tengo demasiado que perder
Al final no te arrepentirás de las cosas que has hecho tanto como de las cosas que has dejado sin hacer. Créeme, cuando mires hacia atrás en tu vida preferirás decir "no puedo creer que hice..." a decir "ojalá hubiera hecho..." Es mejor decir "en fin..." que "y si..." Es mejor haber tenido una vida llena de errores de los que aprendiste a tener un corazón lleno de arrepentimiento y sueños vacíos.